Skip to content
Acuerdos México

Obtén el mejor resumen del Acuerdo 696

Acuerdo 696 educación básica

Si has llegado a este artículo, es porque necesitas información verificada sobre uno de los acuerdos más conocidos y consultados de todo México. Sin embargo, no vale la pena leer hoja tras hoja el acuerdo 696 completo si puedes checar este resumen. Aquí exponemos las ideas principales sobre este tratado y explicamos en qué consiste el acuerdo en sí.

Antes de comenzar, adelantamos que el acuerdo que nos ocupa establece disposiciones de carácter general que afectan a la educación básica en México. Fue dictaminado en el Distrito Federal en el año 2013. Las normas regulan la acreditación, promoción, evaluación y certificación del nivel inicial a nivel nacional, en todas las modalidades que puedan tener lugar. El acuerdo 696 es bastante extenso y por ello, a continuación, te mostraremos un panorama acotado de en qué consiste.

Explicación del acuerdo 696

La Secretaría de Educación Pública perteneciente al Gobierno Federal, pretende aplicar métodos de evaluación y promoción en el nivel primario que sean variados, y que a la vez sirvan para lograr una educación útil, pertinente. El acuerdo 696 aplica tanto a niños en edad escolar de comunidades indígenas, como a ciudadanos comunes e inmigrantes. Es importante señalar, asimismo, que las disposiciones del acuerdo alcanzan a todas las escuelas del país, ya sean públicas o particulares (privadas).

A pesar de tratarse de un acuerdo federal, permite ciertas modificaciones según el contexto en el cual sea aplicado, ya que no es lo mismo la modalidad de educación especial, por ejemplo, que aquella pensada para adultos o para niños inmigrantes. En suma, el acuerdo 696 es extensivo y flexible. Si bien se explaya y trata de ser abarcativo, a veces es necesario evaluar casos individuales que requieren atención pormenorizada.

Acuerdo 696 explicación
Acuerdo 696 para los diferentes niveles educativos

De cualquier manera, continuemos con nuestra explicación: en pocas palabras, la evaluación en el nivel primario es el punto central del acuerdo 696. De acuerdo con este documento, un buen examen debe dar cuenta de varios hechos:

  • de que el alumno haya alcanzado ciertos aprendizajes esperados;
  • de que el estudiante haya demostrado una actitud positiva hacia el estudio;
  • que la evaluación debe apuntar a mejorar el proceso personal de aprendizaje;
  • que el examen detectar cuáles son los puntos fuertes y débiles de cada alumno.

¿Cómo se acredita la evaluación, es decir, por medio de qué herramientas se deja constancia de que un niño ha cumplimentado satisfactoriamente el grado escolar y ha logrado alcanzar determinados aprendizajes? Por medio de un “reporte de evaluación”, que según el acuerdo 696 debe incluir los datos de cada alumno y su escuela, las observaciones del docente que resulten pertinentes para mejorar el desempeño de cada educando, y por último una leyenda específica: “CONCLUYÓ LA EDUCACIÓN PREESCOLAR”.

Es un informe elaborado por el docente y refrendado por las autoridades de cada escuela, que pretende llegar a los padres o tutores para que estén al tanto del rendimiento del estudiante. De esta forma, a través del Reporte se deja asentado que el niño cumplió con todas las instancias evaluativas del año y por tanto ha sido aprobado; se considera entonces que está preparado para pasar al siguiente nivel educativo.

Por otro lado, el documento del Reporte debería incluir datos extra entre los que podemos comentar los siguientes:

  • el detalle de asignaturas contempladas en el Plan de Estudios vigente;
  • 5 calificaciones de carácter parcial (si es que las hay);
  • una calificación promedio por asignatura y grado;
  • datos específicos de la situación particular de cada alumno cuando sea necesario (esto último es opcional).

No detallaremos la totalidad de la información a contener en el Reporte de Evaluación aquí por tratarse de un resumen, pero puedes consultarla a través de este enlace.

Acuerdo 696 para preescolares

Para niños en edad preescolar, este acuerdo prevé una evaluación de tipo cualitativa. Lo único que el docente debe consignar en el Reporte que mencionamos antes son sugerencias para los padres o tutores del alumno, dirigidas a mejorar su rendimiento académico; sin embargo, no incluirá calificaciones numéricas. De lo contrario se trataría de una evaluación cuantitativa como las que se llevan a cabo en los años superiores, colocando números en una escala del 1 al 10 generalmente.

El acuerdo 696 establece que los Reportes para los padres deben ser emitidos 3 veces al año: en marzo, en julio y en noviembre, es decir, al comienzo, a la mitad y al final de cada ciclo escolar. Por otra parte, el documento postula diversos criterios de acreditación de acuerdo al nivel del alumno; en el caso del periodo preescolar (primero, segundo y tercer grado) basta con haber cursado el grado correspondiente. No se necesita haber aprobado con X calificación para considerarse promovido al curso superior.

Acuerdo 696 para educación primaria

En lo que respecta a las calificaciones en la educación primaria, el procedimiento de evaluación y acreditación es más exigente en comparación con el nivel preescolar. El docente colocará un número del 5 al 10 e informará a los padres de aquellos niños que necesiten apoyo extra en áreas como lengua o matemáticas. Al hacer promedios por asignatura o grado, la calificación deberá expresarse con una cifra en décimos.

Explicación del acuerdo 696 sobre educación
Resumen básico del acuerdo 696 México

Al igual que en el caso del periodo preescolar, también se prevén registros y comunicaciones de las evaluaciones cada cierto tiempo. En resumen, el ciclo escolar se dividirá en 5 bimestres y por cada uno de ellos será informada una calificación contenida en el Reporte. Más allá de esta medida, es importante señalar que los padres pueden solicitar información sobre la trayectoria académica de sus hijos en cualquier momento del año. No hace falta esperar al periodo de entrega de calificaciones postulado en este Acuerdo.

Con respecto a los criterios de acreditación de la primaria, basta con haber cursado 1° grado para obtener la promoción, pero para 2° y 3° grados es necesario alcanzar un promedio mínimo final de 6 (seis) puntos. Lo mismo se aplica para 4°, 5° y 6° grados de la educación primaria. Sí o sí el niño debe llegar a una calificación promediada de 6 puntos finales, es decir, haber alcanzado como mínimo el 60% de los saberes esperados.

Resumen del acuerdo 696 para todos los niveles

En otra parte del documento, se explican las disposiciones tomadas con respecto a las evaluaciones de fin de curso, que deben ser de alguna manera “protegidas” de inconvenientes que pudieran impedir su implementación antes de finalizar el año escolar, en todos los niveles de la educación básica.

¿Una explicación sencilla? Con el objetivo de que todos los alumnos alcancen la instancia de evaluación final sin que la misma se vea afectada por ausencias, suspensiones de clases o la realización de actividades extraescolares, el acuerdo 696 estipula que entre tercer año de primaria y tercero de secundaria se realice un examen final para calificar el bimestre V, entre 10 y 15 días hábiles previos al cierre del ciclo académico.

Este examen deberá presentar las siguientes características (listamos solo las más importantes):

  • ser realizado por la máxima autoridad educativa a nivel local;
  • consistir en preguntas abiertas sobre los conocimientos más relevantes aprendidos durante el año en curso;
  • incluir una calificación final que deberá entregarse a los padres a más tardar el último día de clases;
  • esta evaluación permitirá tener un promedio final por cada asignatura; no obstante cada estudiante también presentará otro promedio general, correspondiente a todo el grado escolar.

En algunas ocasiones, se presentan alumnos con riesgo de no finalizar el año escolar, no aprobar todas las instancias de evaluación obligatoria o no ser promovidos al curso superior. En estos casos, el acuerdo 696 autoriza a implementar exámenes recuperatorios. Pueden ser 1 solo o más dependiendo de la situación particular del alumno, y para acceder a esta oportunidad, el estudiante debe asumir ciertos compromisos como actividades extra-clase, tareas en casa, excelente asistencia y otras responsabilidades que allanen el camino para la promoción al grado inmediato superior.

A modo de resumen, agregamos que el acuerdo 696 se explaya también sobre las características que deberían presentar dichos recuperatorios (por ejemplo, ser elaborados por el profesor y aplicarse antes del último bimestre, para recuperar 1 o más bimestres previos). La calificación obtenida será la que figure en el bimestre correspondiente: el desaprobado obtenido anteriormente se eliminará y será reemplazado por esta nueva calificación.

Además de la instancia de recuperación, los alumnos podrán ser promovidos al curso inmediato superior debiendo hasta 3 asignaturas del ciclo anterior. En cambio, cuando el estudiante presente mayor cantidad de asignaturas no acreditadas (4, 5 o más) deberá repetir el ciclo que cursó nuevamente. Por supuesto, se espera que en algún momento el estudiante acredite las asignaturas adeudadas por medio de un nuevo examen.

Información importante sobre el acuerdo 696

Quizás no lo sabías, pero este acuerdo prevé también un “sistema de promoción anticipada” por el cual aquellos estudiantes que hayan alcanzado notas sobresalientes y demuestren una aptitud notable, podrán ser promovidos a un curso superior de manera anticipada, es decir, a una edad más temprana de la corriente.

Finalmente, es fundamental no olvidar que al finalizar los estudios primarios completos, las autoridades educativas deberán entregar al alumno un Certificado de Educación Primaria como aval de los estudios realizados. El mismo podrá emitirse en formato papel o digital, pero deberá ajustarse –sin excepciones- a lo dispuesto por la Secretaría de Educación Pública mexicana.

Asimismo, cualquier excepción al acuerdo 696 deberá ser evaluada por la Dirección General de Acreditación, Incorporación y Revalidación de la Secretaría de Educación Pública a nivel federal. Este organismo se ocupará de cualquier caso particular que no se encuentre contemplado en el presente tratado. Es decir que, si se presenta una situación especial con algún alumno en un contexto particular, será necesario recurrir a las autoridades pertinentes para que encuentren la mejor vía para la resolución del problema.

Esperamos que esta explicación del acuerdo 696 te haya sido de utilidad para comprender de qué trata la normativa y cómo puede afectar a tus hijos o a tus alumnos. ¿Necesitas más información? No vaciles en dejar un comentario debajo de este artículo.